Catalan  English  Español  
Inici

Warning: Parameter 2 to frontpage() expected to be a reference, value given in /home/viglop44/viglop.com/includes/Cache/Lite/Function.php on line 100
¿Todavía creéis que el kale y la berza son lo mismo? Pues andáis equivocados y os contamos porqué

Kale

Parece que cada día leemos bondades sobre el nuevo superalimento de moda, pero mientras algunos pasan fugazmente hay otros que triunfan desatando la locura. La quinoa y la chía son buenos ejemplos, pero entre las verduras la col kale es la estrella. Y como ocurre con todas las modas, no tarda en llegar el backlash que se burla de ellas. ¿Kale? ¿Pero eso no es la berza de toda la vida? ¿Es más cool usar la palabra inglesa porque lo han puesto de moda en Estados Unidos?

La respuesta corta es simple: no, la kale no es la col de toda la vida, no es la berza gallega ni la col rizada que cocinaban nuestras abuelas. El problema es que los nombres 'col' y 'berza' son demasiado genéricos o comunes, y los usamos indistintamente para referirnos a un tipo de verdura del que existen muchísimas variedades en todo el mundo. Distinguirlas no es nada fácil y la industria agraria no deja de complicar el asunto.

El fascinante mundo de las brásicas

Brassicas

Lo que entendemos como coles pertenecen al género de plantas llamadas Brassicas, que incluye muchas especies vegetales tanto salvajes como híbridos, malezas y cultivos para consumo o forraje. Las coles o berzas que usamos en cocina derivan de la Brassica oleracea o berza silvestre, así como muchas otras plantas fundamentales hoy en la dieta humana. Por ejemplo, el brócoli, la coliflor y el colirábano también son Brassicas oleraceas, y se incluyen en la familia de las crucíferas.

Las primeras coles silvestres son originarias de Europa, probablemente de las zonas costeras mediterráneas, y se sabe que ya los egipcios las cultivaban para su consumo. Tras el Imperio Romano el cultivo de coles se iría extendiendo por toda Europa a lo largo de la Edad Media para llegar finalmente al Nuevo Mundo a través de las colonizaciones. Era, por supuesto, un alimento de campesinos y gente humilde, poco incluido en la dieta de las clases más altas.

Berza Morada

Hoy en día es muy complicado dar con ?la col? original. Estas plantas crecen casi como malas hierbas y son muy fáciles de cruzar, incluso han evolucionado surgiendo multitud de subespecies por todo el mundo. Con la especialización de la agricultura las compañías han trabajado en crear híbridos y variedades amoldadas a sus necesidades, de tal manera que el mercado de semillas de las coles es hoy un universo complejo.

Por motivos prácticos, se clasifican desde un punto de vista agrario y las empresas ofrecen sus variedades con nombres propios muy fantasiosos. No existe prácticamente uniformidad y eso hace difícil seguir la pista de cada tipo de col. Basta con revisar el catálogo de algunas de las grandes compañías de semillas para descubrir decenas de variedades de coles distintas, aunque sean muy similares. A cada productor le pueden interesar características diferentes, bien estéticas de cara a su venta, bien de adaptabilidad a ciertos suelos o climas, o de resistencia frente a plagas y enfermedades.

¿Kale, col, repollo o berza?

Coles

Basta con comparar las fotos del famoso de turno enseñando sus recetas de kale con las de la tradicional berza gallega para comprobar que no son lo mismo. La berza de Galicia es concretamente una Brassica oleracea del grupo acephala -rizada- o viridis -forrajera-. El nombre científico de la col kale tan famosa es Brassica oleracea sabellica, y además tienen un sabor y una textura también distintos.

Yo no conocí la palabra berza hasta que me empezó a interesar el mundo gastronómico; para mí, en Murcia eran coles y listo. Cierto es que en mi familia no las consumíamos mucho, pero sí recuerdo ver esas enormes pelotas verdes de hojas prietas en los puestos del mercado. Las había lisas, de color clarito, y otras más rizadas y oscuras: eran, simplemente, repollo y col rizada. El primero es el típico que se utiliza para ensaladas en crudo o para hacer fermentados, mientras que la col rizada juraría que era más popular para acabar en guisos y potajes.

Col

Las coles de hojas largas no las conocí hasta más tarde, y es que cada región tiene sus especies autóctonas que van apegadas a su historia y recetario típico. Pero la berza sí que juega un papel mucho más importante en la cultura de Galicia, cuyas verduras más tradicionales y durante tanto tiempo despreciadas han demostrado tener grandes propiedades nutricionales. De hecho, la Misión Biológica de Galicia tiene abierto el grupo de investigación Genética, mejora y bioquímica de brásicas que lleva años profundizando en el estudio del género.

¿Por qué la col kale está de moda y la berza o col rizada no?

Col Repollo

Es la pregunta del millón: ¿cómo se pone de moda un alimento hoy en día? El fenómeno mediático es cada vez más difícil de identificar porque actualmente las modas surgen, se extienden y desaparecen a la velocidad del rayo, pero no es algo tan nuevo. Ya ocurrió en su día con las famosas espinacas de Popeye, que sí, son sanísimas, pero no responden a todas las virtudes que pretendían vendernos usando al popular personaje como reclamo.

En realidad el kale lleva varios años estando en la cresta de la ola, a pesar de que en España estamos todavía acostumbrándonos a probarla. Fue en 2011 cuando Gwyneth Paltrow preparó chips de kale en el programa de Ellen DeGeneres, y desde entonces hemos visto a infinidad de famosos y famosas apuntarse a las virtudes saludables de esta verdura. La eclosión de las redes sociales, y la moda de la vida sana y fit, los zumos y batidos verdes y las dietas detox terminaron por convertirla en tendencia, una moda que ha llegado a prácticamente todo el mundo. Distintas voces y campañas animando al consumo de kale en Estados Unidos ayudaron a extender su popularidad.

Kale

¿Por qué kale sí y coles no? ¿Es realmente la panacea nutricional? Por supuesto que es muy saludable, tiene muchas propiedades y su consumo está lleno de beneficios, pero no es un alimento milagro ni tampoco deberíamos entregarnos solo a comer kale a todas horas. Todas las crucíferas son verdaderos superalimentos, tienen pocas calorías, son saciantes y están llenos de vitaminas y minerales esenciales. El kale parece ser un potente antioxidante, pero también lo es la berza.

Claro, la berza de toda la vida no tiene el glamour de una verdura que está de moda en Hollywood o que llena las vistosas recetas de revistas. El nombre también suena moderno y exótico, incluso su bonita hoja rizada puede parecer mucho más apetecible a simple vista -a pesar de que hay también distintas variedades de kale, con hojas menos elegantes-. Pero estos son factores psicológicos que nos pueden hacer más atractivo su consumo, cuando no tienen ningún efecto real en la salud.

Curiosamente, en Estados Unidos el Centers for Disease Control and Prevention realizó un estudio en 2014 analizando la densidad nutricional de verduras y frutas y el kale quedó en el puesto 15 de una lista encabezada por los berros, la col china y la acelga. ¿Quiere eso decir que la col kale en realidad no es tan saludable? En absoluto, está llena de virtudes, pero no hay que volverse locos con ella.

En conclusión

Kale

Afortunadamente tenemos a nuestra disposición una enorme variedad de alimentos vegetales con los que enriquecer nuestra dieta y llevar una alimentación saludable. No hay alimentos milagrosos y es absurdo lanzarse a buscar como fanáticos una verdura que se ha puesto de moda cuando tenemos en nuestra gastronomía muchas alternativas igual o más válidas, y, probablemente, mucho más baratas.

Sí creo que es interesante cómo la locura del kale nos ha abierto los ojos para recuperar nuestras coles, berzas o repollos. Una verdura muy humilde, considerada tanto tiempo poco más que forraje o comida de campesinos, pero que guarda enormes propiedades saludables y que forma parte de muchas recetas tradicionales que merece la pena reivindicar. Una cosa parece clara, apostando por las brásicas en nuestra dieta siempre saldremos ganando.

Fotos | iStock, Pixabay, Josuah, Carlos Citalan
En Directo al Paladar | Calabaza asada con col rizada o kale. Receta de guarnición
En Directo al Paladar | Ensalada de col kale masajeada con arándanos, feta, almendras y aliño de albaricoque. Receta ligera saludable

También te recomendamos

Fnac te regala 100? por cada 500 de compra: ideas para darte el capricho

Pak choi, la col asiática que parece una acelga: cómo usarla en la cocina

Escasez de coliflor en Estados Unidos: la verdura de moda entra en crisis

-
La noticia ¿Todavía creéis que el kale y la berza son lo mismo? Pues andáis equivocados y os contamos porqué fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Liliana Fuchs .

Llegir +
17 gadgets de Pascua para entretener a los peques en la cocina

Ninos Pascua

A los niños no hay nada que les guste más que trastear en la cocina, pero no siempre estamos a su disposición para acompañarlos o invertir demasiado tiempo en enseñarles alguna preparación sencilla que después puedan, por ejemplo, comer para merendar. ¿Por qué no aprovechar las vacaciones de Pascua, en la que tenemos mucho tiempo libre, para entretener a los peques en la cocina con algún gadget especial?

En el Cazando Gangas de hoy os damos muchas ideas para que escojáis cuál se adapta mejor a vuestras dotes culinarias y a vuestra paciencia. También deberéis tener en cuenta la edad de los pequeños implicados, para que no puedan hacerse daño si son demasiado pequeños. Ponedlos a prueba, estoy segura de que os sorprenderá su creatividad.

Huevos de chocolate

Huevos Pascua

¿Conocéis algún pequeño al que no le guste el chocolate? Yo no, así que podéis ir sobre seguro preparando con ellos una receta de huevos de chocolate, como los huevos de Pascua con mousse de queso y mango que hizo mi compañera Esther, pero empezando por el propio huevo de chocolate, que será coser y cantar con el molde profesional de policarbonato, aunque también podéis usar uno de plástico transparente, mucho más económico.

Lo que os propongo, ya que se trata de realizar una preparación con niños, es que uséis al máximo vuestra imaginación. Por poco que les dejéis dar rienda suelta a la suya seguro que os dejarán con la boca abierta. Por eso, variad la posibilidad de hacer un huevo de chocolate por una gallina, un conejito o incluso ¿por qué no? un balón de fútbol.

Mona de Pascua

Mona

Las monas de Pascua son bizcochos rellenos de una deliciosa crema de mantequilla, que se adorna con plumas, pollitos de colores o huevos de chocolate. A los niños les suele entusiasmar una presentación tan llamativa y podéis estar seguros de que serán felices si les permitís colocar los elementos decorativos sobre ella.

Para empezar, tendréis que tener una buena provisión de plumas de colores y de adorables pollitos, para que coronen vuestra mona de Pascua una vez que esté terminada. Os hará falta un molde repostería, mejor si es desmontable para poder sacar sin problemas el bizcocho y en un bonito color rosa para ir a conjunto con la fiesta de Pascua.

Aunque si lo que buscáis es preparar un bizcocho de altura, os vendrá muy bien un set de moldes de layer cake, si es en forma de flor mejor para el resultado final. O también podéis poneros en modo Pascua on total y utilizar un molde en forma de conejo ¿Qué opción os gusta más?

Galletas

Galletas

Hornear unas galletas de vainilla de colores con forma de huevo, conejito, mariposa o pollito es una tarea que entusiasmará a cualquier peque. También os harán falta colorantes de varios colores y perlitas para decorarlas. Aunque si queréis rizar el rizo al máximo, estos molde de plástico para transformar galletas compradas en vistosos dulces recubiertos de coberturas de colores en forma de pollito saliendo del huevo son una verdadera monada.

Cupcakes

Cupcakes

Os sugerimos usar nuestra receta básica de cupcakes de vainilla como base para decorarlos. Podéis hornearlos en cápsulas especiales de Pascua, por ejemplo decoradas con pollitos y huevos de chocolate. Una vez hechos, podéis rellenarlos fácilmente, por ejemplo de chocolate, usando un émbolo para vaciarlos. Ya solo os quedará extender por encima el frosting que hayáis escogido y decorarlos de un modo vistoso.

Fotografía | Picjumbo
En Directo al Paladar | Los 19 cubiertos más molones para dar la bienvenida a la primavera
En Directo al Paladar | Seguimos Cazando Gangas para que te cuides con estas 11 licuadoras y batidoras

También te recomendamos

Fnac te regala 100? por cada 500 de compra: ideas para darte el capricho

Deja que el amor entre en tu cocina con estos románticos regalos para San Valentín

Pasta casera: todo lo que necesitas para empezar con las mejores ofertas

-
La noticia 17 gadgets de Pascua para entretener a los peques en la cocina fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Maria Jose .

Llegir +
Sepia en tinta con albondiguillas. La receta estrella de mi madre

Sepia Con Albondiguillas 01

Esta receta de sepia con albondiguillas es uno de los platos que borda mi madre. Es la primera vez que lo hago y creo que he conseguido bastante acercarme a la receta original, aunque me ha costado un poco interpretar la cantidad de los ingredientes, que mi madre me explicó "a ojo". Lo mejor es que os dejéis guiar un poco por vuestros gustos personales.

Una forma de agilizar el trabajo es preparando las albondiguillas con antelación, dejándolas fritas y pendientes de echar a la cazuela para ser guisadas. Si no os gusta la tinta de la sepia podéis prescindir de ellas, pero no sabéis lo que os estaréis perdiendo.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 sepia grande, 150 g de carne picada de cerdo, 150 g de carne picada de ternera, 1 huevo, 1 hogaza de pan remojada en leche, galleta picada, harina, ajos, un manojo de perejil, pimienta negra, un trocito de chocolate, aceite y sal, 1 cebolla, almendras tostadas, avellanas tostadas y vino blanco.

Cómo hacer sepia en tinta con albóndiguillas

Limpiamos la sepia y la troceamos. Guardamos un poco de tinta para añadirla después. En una cazuela honda ponemos aceite y la sepia en frío. La hacemos ligeramente y añadimos vino blanco y la cebolla picada. Removemos. Añadimos agua hasta que cubra con la tinta y dejamos hervir hasta que la sepia quede blanda.

Para hacer las albóndigas, mezclamos las dos carnes picadas, dos o tres ajos grandes picados menudos, el perejil picado, la sal, la pimienta y el huevo entero. Lo mezclamos junto a un poco de harina y galleta picada. Formamos las albóndigas pequeñitas para que cojan más gusto con la sepia. Las pasamos por harina y las freímos.

Una vez hechas, las añadimos a la cazuela y las cubrimos de agua, dejándolas cocer. Hacemos una picada con las almendras , las avellanas, el pan escurrido, unos ajos y el chocolate y la añadimos a la cazuela. Rectificamos de sal. Removemos y servimos.

Paso A Paso

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil

Degustación

Acompañad esta receta de sepia en tinta con albondiguillas con arroz hervido en lugar de pan, la combinación es deliciosa, el arroz combina muy bien con la salsa resultante. Lo mejor es servirlo en un cuenco del que cada comensal pueda servirse la cantidad deseada. Ya me contaréis.

En Directo al Paladar | Albondigas en salsa
En Directo al Paladar | Albóndigas de merluza en salsa de vino blanco. Receta

También te recomendamos

Ricci al nero di sepia con rape y gambones. Receta italiana para sorprender

Las mejores recetas de espaguetis en Directo al Paladar

Fnac te regala 100? por cada 500 de compra: ideas para darte el capricho

-
La noticia Sepia en tinta con albondiguillas. La receta estrella de mi madre fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Maria Jose .

Llegir +
¿Cómo son los almuerzos escolares en Japón y qué los hace tan buenos?

Kids Serve One Another In An Effort To Reinforce A Culture Of Self Sufficiency In Many Schools There Is No Janitor Kids Learn To Pick Up After Themselves

En Japón, almuerzo escolar es sinónimo de comida regular, es decir, menú sano y equilibrado. La comida que se sirve en los colegios japoneses se elabora con productos frescos de cultivo local y huye del uso de alimentos congelados, que se utilizan en contadas ocasiones. Las carnes son carnes y las aves son aves. no productos ultra-procesados que vete-tu-a-saber qué llevan además de algo-de-carne y algo-de-ave.

Los niños hablan bien de las comidas del colegio y piden a sus padres que las recreen en sus casas. Los padres llaman a los centros pidiendo las recetas. Esta es la realidad de los comedores escolares en Japón. Una realidad muy alejada de la española donde los niños hablan a sus padres de los almuerzos escolares, pero, por lo general, de una manera bien distinta.

¿Cómo son los almuerzos escolares en Japón y qué los hace tan buenos?

Una alimentación en condiciones es fuente de buena salud. Japón toma muy en serio este asunto y lo traslada a los colegios, donde los almuerzos escolares son saludables y equilibrados y constituyen un motivo de orgullo, que no de consternación. Mientras otros se esfuerzan por diseñar menús escolares "cuestionablemente" sanos, Japón resuelve la papeleta utilizando un sistema basado en el sentido común.

20356898206 98a91d9d97 B

En España, por ejemplo, cada vez son más los colegios que recurren a la contratación empresas de restauración externas cuyo principal objetivo es obtener beneficios en detrimento de la calidad del producto. Los menús escolares se elaboran en grandes cocinas centrales y se congelan. Entonces se distribuyen a los centros escolares donde son recalentadas y servidas. El proceso afecta a las características organolépticas del producto, que nada tiene que ver con las de una comida recién hecha.

2949902315 34498d04c6 B

Por el contrario, las escuelas de Japón ofrecen a los niños el mismo tipo de comida que comen en sus casas. En la mayoría de casos, las comidas son elaboradas desde cero en los propios centros educativos. Se sirven cantidades abundantes de arroz, pescado, verduras y sopas. Estos son los alimentos recurrentes y protagonistas de los menús escolares y los responsables de que sean equilibrados y nutritivos.

Este sistema tiene una recompensa que nos da mucha envidia (de la buena) y es que, por lo general, los niños japoneses gozan de buena salud y la tasa de obesidad infantil se encuentra entre las más bajas del mundo. A los niños se les enseña a comer lo que se les sirve. La mayoría de las escuelas emplean a nutricionistas que trabajan con niños que son quisquillosos para inculcarles esta mentalidad.

Los colegios educan en valores y fomentan la autosuficiencia a través del almuerzo

3585013233 30df1f4725 B

Pero quizás lo que más llame la atención es el enfoque educativo, de desarrollo personal y social que se da a los almuerzos escolares en Japón. La hora de la comida es una escena del deber comunal en la que se aprende a asumir responsabilidades. En los centros de educación primaria, los estudiantes son los encargados de servir la comida a sus compañeros de clase.

Enfundados en chaquetillas blancas, gorras y protegidos con mascarillas asumen el papel de lo que, en España, son los asistentes de comedor (figura que brilla por su ausencia). A todos se les sirve la misma comida y en las mismas cantidades. Si no les gusta, como no hay alternativa en forma de máquina expendedora a la que poder recurrir para saciar el hambre, la comen igualmente.

3441455250 2b0c1b6bca O

Los niños comen en sus aulas y, al finalizar, se encargan de dejarlo todo recogido y limpio. El momento del almuerzo es una parte de la educación y forma parte del programa formativo igual que lo hacen las matemáticas, el inglés o la plástica. Con este sistema educativo, los centros persiguen reforzar una cultura de autosuficiencia.

Esta filosofía convierte a Japón en uno de los líderes mundiales en lo que a almuerzos escolares se refiere. La hora del almuerzo sirve para educar a los niños en materia de nutrición y alimentación, enseñarles valores como el trabajo en equipo o el servicio a la sociedad y desarrollarlos como personas fomentando su autonomía. En resumen, un ejemplo a seguir.

Fuente | Business Insider
Imágenes | AHLN, UFV y Angelina Earley en Flickr
En Directo al Paladar | Si la gastronomía fuera una asignatura en el cole ¿qué enseñaríamos?
En Directo al Paladar | Lo mal que come una niña de nueve años en el colegio

También te recomendamos

Fnac te regala 100? por cada 500 de compra: ideas para darte el capricho

Cuatro libros y tres documentales que no te puedes perder si quieres descubrir la verdad sobre la comida basura

¿Queremos volar en un restaurante Michelin?

-
La noticia ¿Cómo son los almuerzos escolares en Japón y qué los hace tan buenos? fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Carmen Tía Alia .

Llegir +
La guía definitiva de los productos de primavera. Recomendaciones y muchas recetas en las que usarlos

Strawberries 2171604 1280

Hoy en día es fácil comprar todo tipo de alimentos en cualquier época del año. Gracias a la globalización podemos comer, como dice la canción, "naranjas en agosto y uvas en abril". Todo ello con un coste económico y medioambiental elevado, por no mencionar organoléptico. Aprovechamos el comienzo de la primavera para tocar de nuevo este tema y recomendar, una vez más, el consumo de alimentos de temporada.

A las guías de productos de verano, otoño e invierno sumamos la guía definitiva de los productos de primavera para informaros de cuáles son las verduras y hortalizas, las frutas, las carnes y los pescados de temporada. Alimentos que se encuentran en su mejor momento de sabor, textura, madurez y precio, que nos ofrecen lo mejor de si mismos en primavera.

La guía definitiva de productos de primavera

A la hora de la compra, resulta de gran ayuda saber qué frutas y verduras están de temporada en los meses de marzo a junio. Por ello, hemos realizado una guía definitiva de los productos de primavera, para que no os perdáis ninguno de los alimentos que esta estación del año nos ofrece y que llega cargada de sabor y de mucha variedad.

Verduras y hortalizas

Vegetables 1403062 1280

La primavera es la mejor época del año para disfrutar de verduras y hortalizas como alcachofas, habas, guisantes, brécol, coliflor, calabaza, judías verdes, espinacas, acelgas, puerros, espárragos, rábanos, apio, cebolla, lechuga, zanahoria, calabacín, remolacha, ajo tierno, pimiento, patata nueva, tomate, pepino, repollo y berenjena.

Frutas

Fruit 2021816 1280

A las verduras y hortalizas se le suman las siguientes frutas de primavera, que tienen muchas aplicaciones en la cocina: aguacate, arándanos, limón, naranja, níspero, fresa, fresón, cereza, frambuesa, albaricoque, piña, pomelo, ciruela, pera y plátano.

Carnes y pescados

Las carnes y pescados, también tienen su propia temporada. Los animales cuentan su propio ciclo biológico, que los hace más apropiados para consumir en una época u otra del año. En temporada, carnes y pescados disponen de más carne y esta es de mejor calidad. Además, debido a los ciclos de reproducción, suele haber más ejemplares disponibles para su caza o pesca.

Fish 1457197 1280

La primavera (junto con el verano) es una estación ideal para para consumir pescados azules. Es tiempo de atún, anchoa, arenque, caballa, sardina y jurel. También se puede disfrutar de anguila, bacalao fresco, cabracho, dorada, lenguado, lubina, merluza, mero, palometa, perca, pez espada, rape, raya, salmón y congrio.

La disponibilidad de carnes suele ser continua a lo largo de todo el año. La mayoría de explotaciones ganaderas son de carácter intensivo, sin embargo existen vedas de cazas que marcan, en cierto modo, la temporada de este tipo de animales: liebre, codorniz, conejo de monte, corzo o jabalí, por ejemplo.

Pig 1327821 1280

En primavera podemos consumir las últimas piezas de carne fresca de cochinillo, así que si nos gusta este producto, debemos tenerlo en cuenta. A partir de estos meses los cochinillos crecen y dejan de ser cochinillos, por lo que la carne suele ser congelada.

Recomendaciones de uso de los productos de primavera

Spring 1371148 1280

Son muchos y muy variados los productos de temporada de primavera, cosa que se agradece después de los meses de invierno, estación que no se caracteriza precisamente por la variedad. De marzo a junio encontramos increíbles frutas y verduras, preludio de lo que nos deparan los meses de verano, cuando la lista de alimentos de temporada se vuelve -casi- interminable.

Fresas, cerezas, espárragos, etc. Muchos de los productos de temporada, concretamente las futas, se pueden disfrutar tal cual y sin necesidad de cocción, que es como más ricos están. Pero otros solo los podemos comer después de haberlos cocinado, por eso, además del repaso de productos de primavera que acabamos de hacer, vamos a ver en qué recetas los podemos utilizar.

Recetas con verduras y hortalizas de primavera

1366 2000

1366 2000 4

Recetas con frutas de primavera

1366 2000

1366 2000 9

Recetas con pescados de primavera

1366 2000 12

1366 2000 14

Recetas con carnes de primavera

1366 2000 16

1366 2000 18

Esperamos que nuestra guía definitiva de productos de primavera os sea de utilidad para encontrar en ella inspiración con la que llenar vuestras mesas de deliciosas y sabrosas elaboraciones. Nada nos gusta más que haceros la vida fácil y contribuir a que disfrutéis de la cocina. ¡Venga! ¡Vamos a comernos la privamera!

Imágenes | Pixabay
En Directo al Paladar | La guía definitiva de los productos de otoño. Recomendaciones y muchas recetas en las que usarlos
En Directo al Paladar | La guía definitiva de los productos de verano. Recomendaciones y muchas recetas en las que usarlos

También te recomendamos

Fnac te regala 100? por cada 500 de compra: ideas para darte el capricho

17 recetas de mermeladas y conservas para poner a punto tu despensa invernal

La guía definitiva de los productos de verano. Recomendaciones y muchas recetas en las que usarlos

-
La noticia La guía definitiva de los productos de primavera. Recomendaciones y muchas recetas en las que usarlos fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Carmen Tía Alia .

Llegir +
 
JORDI ALEMANY BONAST...
GELIDA
 
ARVICARETEY, SL
SANT SADURNI D'ANOIA
  TORRES PRUNERA, S.L.
TORRES PRUNERA, S.L.
VILAFRANCA DEL PDES.